viernes, 6 de junio de 2014

Distopías: mundos (im)posibles

"Ya no se veía corriendo ni gritando, sino de regreso al Ministerio del Amor, con todo olvidado, con el alma blanca como la nieve. Estaba confesándolo todo en un proceso público, comprometiendo a todos. Marchaba por un claro pasillo con la sensación de andar al sol y un guardia armado lo seguía. La bala tan esperada penetraba por fin en su cerebro.
Contempló el enorme rostro. Le había costado cuarenta años saber qué clase de sonrisa era aquella oculta bajo el bigote negro. ¡Qué cruel e inútil incomprensión! ¡Qué tozudez la suya exilándose a sí mismo de aquel corazón amante! Dos lágrimas, perfumadas de ginebra, le resbalaron por las mejillas. Pero ya todo estaba arreglado, todo alcanzaba la perfección, la lucha había terminado. Se había vencido a sí mismo definitivamente. Amaba al Gran Hermano." 
Geoge Orwell. 1984. Madrid, Destino, 1987.  Fotomontaje de Jordan L'Hôte. Ministerio de la Verdad, según la Neolengua.

El 8 de junio de 1949 se publicó la novela de George Orwell, Nineteen Eighty-Four (1984), cuyo planteamiento gira en torno a una sociedad totalitaria y represiva dominada por el Gran Hermano, un gran ejemplo de ficción distópica.

El término Distopía proviene de la cultura anglosajona y lo utilizó por primera vez John Stuart Mill, por oposición a la palabra utopía, acuñada por Tomás Moro a partir del griego ευ-"buen" y τόπο ,'lugar'; así pues, se trataría de un lugar imaginario donde habita una sociedad idealizada, mientras que el término distopía alude por el contrario a sociedades inexistentes...e indeseables.

Ya en el siglo XVIII aparecieron obras precursoras de este género:  Histoire comique des Estats et empires de la Lune y Histoire comique des Estats et Empires du Soleil de Cyrano de Bergerac, o Gulliver's Travels de Jonathan Swift son ejemplos de viajes fantásticos a sociedades "ideales" que de alguna forma se convierten en sátira de las sociedades reales.
Tanto el cine como la literatura han aprovechado este género para crear multitud de obras que muestran sociedades distorsionadas y nos hacen reflexionar sobre algunos aspectos de nuestra realidad no tan alejados de esos mundos distópicos.
Con nuestro tablero Distopías: mundos (im)posibles, te invitamos a entrar en un mundo fascinante.

  Sigue el tablero Distopias: mundos (im)posibles de Biblioteca Filología en Pinterest.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada