viernes, 3 de febrero de 2017

El despertar de la India

“Con las campanadas a medianoche, mientras el mundo duerme, India despertará a la vida y a la libertad.”

En la madrugada del 15 de Agosto de 1947, Jawaharlal Nehru comenzó con estas palabras su discurso inaugural ante el Parlamento constituyente de India, una vez la Corona británica le concedió formalmente la independencia. En realidad,  tres países ganaban la libertad a esa hora: India, Pakistán y el que más tarde conoceríamos como Bangladesh. Este año, mientras en España estemos disfrutando de las parrandas de agosto, en India celebrarán 70 años de libertad.
Nos parece insólito que la tierra donde se sucedieron tantas civilizaciones deviniera soberana en el sentido que conocemos hoy, hace apenas dos generaciones. Y si la democracia es el peor de los sistemas de gobierno con la excepción de los demás, este aforismo tiene en India (y Asia del Sur en general, desde Pakistán hasta Sri Lanka) el ejemplo más claro.
Y también de liderazgo. El sólo hecho de –como se dice ahora- dar visibilidad a los países empobrecidos por el colonialismo y acuñar el concepto "Tercer Mundo"  da mérito a India como nación postcolonial. También a su Primer Ministro Jawaharlal Nehru, que se hizo cargo de una responsabilidad que acabó minando su vida. Pero creo que es mejor dejar de lado a las personalidades, porque es fácil caer en la mitomanía y en este caso obviar las intrigas de la dinastía que continuó con su hija Indira Gandhi, y que aún hoy sigue con su bisnieto Rahul, que han hecho del Partido del Congreso una franquicia familiar.
Por su parte, Muhamad Jinnah, el líder de los musulmanes de la India británica, creó en Pakistán un hogar propio para la fe islámica. Un musulmán secularizado como Jinnah jamás habría imaginado que su proyecto fracasaría en manos de sus sucesores, unos elegidos en las urnas y otros en los cuarteles.

A nosotros nos toca entender Asia del Sur como el reflejo de un espejo deformante al que nos miramos: un área superpoblada donde se fabrican bienes de consumo lo suficientemente baratos para que nosotros en Occidente vivamos en la precariedad, en la austeridad inducida. Todos, ellos y nosotros, estamos siendo globalizados.
Pero ya lo estábamos, desde hace mucho tiempo. La atrocidad de Siria es un capítulo más de ese gran juego estratégico que Rusia jugó con Occidente en los siglos XIX (Gran Bretaña) y XX (Estados Unidos) en lo que hoy es Afganistán, Pakistán y el norte de India. También había una conexión entre ambos mundos cuando nuestros antepasados recibían telas inglesas hechas con algodón de la India. O incluso antes, cuando pashminas, cachemiras y otros tejidos se fabricaban en el subcontinente, antes de que la revolución industrial en Europa hundiera el textil asiático. Por seguir buscando contactos, los podemos encontrar hasta en la cochinilla canaria con que se teñían las casacas rojas del ejército de Su Majestad.

Asia del Sur concita las realidades de pobreza desigual y riqueza desmesurada: Acelor Mittal e Infosys en un extremo, tráfico de seres humanos en el otro.
También nos hace reflexionar sobre cómo sería nuestra civilización occidental sin las aportaciones que llegaron a través de persas y árabes, desde el álgebra hasta el Kama Sutra. Y si nos ceñimos al ámbito de Canarias, el nacimiento doloroso de India y Pakistán nos trajo una comunidad de refugiados hindúes que rehízo su vida entre nosotros, generó prosperidad y nos convenció de la multiculturalidad antes, mucho antes, de que el término se pusiera de moda en las universidades o en los medios de comunicación.

Estoy ocupando demasiado espacio de este blog -pero les aseguro que la Compañía de las Indias habría sido peor que yo- para hablarles del contenido de la asignatura Debates culturales en lengua inglesa, que imparto en 4º curso de Estudios Ingleses.
Desde hace tiempo colaboro con el personal de sala de la Biblioteca de Filología en la elaboración de tableros de Pinterest alusivos a contenidos de la asignatura. Con Mila Dorta y Diego Melián he aprendido del Apartheid en Sudáfrica y del conflicto en Irlanda del Norte en sendos tableros, anejos a la asignatura. Me tienta decir que el que ellos han elaborado sobre Asia del Sur es la joya de la Corona. Sé que suena imperialista pero, ¿qué le vamos a hacer si soy un hombre blanco occidental?
Juan José Cruz Hernández. Catedrático de Filología inglesa

Presentamos hoy el primero de los tableros de Pinterest dedicados a este país, casi un continente, empezando por los orígenes de su cultura y los inicios de su historia hasta el momento de la independencia del imperio británico, justo antes de la Partición en 1947. Solo podemos decirle al profesor Juan José Cruz que los que realmente aprendemos somos nosotros, ¡sin duda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada